Connect with us

RECOMIENDAN NO ADQUIRIR ZAPATOS DE SEGUNDO USO

Published

on

  • Son foco de bacterias que generan hongos y mal olor.
  • Pueden provocar malformación en los pies de los niños.
  • El calzado también se debe asear de manera periódica.

RECOMIENDAN NO ADQUIRIR Baja California.- A pesar de que es frecuente que los niños menores adopten la ropa de su hermano mayor, incluyendo los zapatos, es necesario saber que esta costumbre debe ser, en la medida de lo posible, eliminada de los hogares.

Algunas prendas pueden reutilizarse, pero  los zapatos,  no. El doctor Juan Martínez Camaaño, médico ortopedista del. Hospital General Regional (HGR) número 20 del IMSS en Tijuana, explicó que a medida que los niños van creciendo, sus huesos también lo hacen y cuando adoptan el calzado de otra persona, es probable que sus pies sigan la misma formación estampada en el zapato, no la propia.

Además, dijo,  se le expone a padecer algunas molestias e incluso rozaduras, pues cada persona sin importar la edad, tiene diferente forma en los pies y a pesar que de que el calzado se encuentre en buen estado, cuenta con una deformidad en su interior.

Es entendible, indicó, que por cuestiones económicas es común el intercambio de calzado, sobre todo entre familiares, sin embargo;  el riesgo es potencial. De ser absolutamente indispensable, dijo, se deben utilizar un tiempo razonable para verificar que no provocan molestias en los pies, piernas y cintura; asegurar  que calcen bien, estén limpios y especialmente, no huelan mal.

Según estudios realizados,  el interior de un zapato puede incluir hasta 10.000 millones de bacterias, están presentes tanto dentro como fuera del calzado y sin importar si es propio o usado. Algunas de ellas son las responsables de causar mal olor en los pies y otras son las culpables de reproducir hongos.

Si se recibe un par de zapatos usados, lo primero que debe hacer es lavarlos y limpiarlos a la perfección para eliminar la mayoría de bacterias presentes en ellos.

Martínez Camaaño, indicó que en caso de contagiarse con estas bacterias hay que lavar un par de veces diariamente los pies con agua y jabón, secarlos perfectamente antes de ponerse  medias y zapatos. Si al cabo de una semana con esta técnica no obtienen resultados, se debe usar crema desodorante para los pies que contenga cloruro de aluminio, además del lavado cotidiano.

El ortopedista del IMSS en Tijuana destacó también la necesidad  de rotar el uso del calzado,  de rotar el uso del calzado darle descanso a cada par ya que el uso diario y frecuente favorece la reproducción de bacterias. Hay que mantener los zapatos limpios, en un lugar fresco y procurar dejarlos al sol de manera intermitente.

Déjanos tu comentario 👇
TECATE EL CLIMA
Advertisement
Advertisement