MiMundo
SAFARI PARK
Publicado el: Jue, Jul 12th, 2018

OBESIDAD, ENFERMEDAD CRÓNICO-DEGENERATIVA MÁS GRAVE

GUANAJUATO EXPRESS

• La esperanza de vida con obesidad disminuye de 10 y 15 años.
• Colesterol elevado, principal factor de riesgos cardiovasculares.
• Mala alimentación y sedentarismo es una combinación mortal.

Tecate, Baja California.- Las personas que padecen obesidad tienen una esperanza de vida entre 10 y 15 años menor que quienes no la presentan, por lo tanto, el doble de posibilidades de sufrir un infarto; lo que disminuye la expectativa de vida a consecuencia de inadecuados hábitos alimenticios y sedentarismo, alertó el doctor José Luis García Arcadia, director del Hospital General de Subzona (HGSZ) número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tecate.

García Arcadia informó que la obesidad es una causa directa de los altos niveles de colesterol, sustancia grasa que al consumir alimentos de origen animal (carne, huevos y productos lácteos), es introducida de manera adicional en el organismo; cuando se encuentra en niveles elevados en sangre, se convierte en uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Los niveles de colesterol que indican la cantidad de lípidos o grasas presentes en la sangre, se expresan en miligramos por decilitro; en general, se recomienda un nivel de colesterol inferior a los 200 mg., entre 200 y 239 mg. se considera a límite y es aconsejable reducirlo; un nivel de 240 mg. o más es catalogado como elevado y es necesario reducirlo de manera inmediata.

Advirtió que mantener estilos de vida no saludables es la combinación mortal para adquirir este tipo de padecimientos, es decir; ingerir de manera desmedida productos chatarra, comidas rápidas y el sedentarismo.

Dijo que es evidente que la sobre exposición de golosinas y botanas, entre otros, contribuye a que persista el consumo inadecuado y a fomentar la falta de ejercicio ofreciendo productos que crean comodidad al hacer creer que con ellos se puede bajar de peso o disminuir tallas sin necesidad de una buena alimentación y sin hacer ejercicio.

Subrayó que entre los pacientes con obesidad y colesterol elevado se identifica también incremento de la presión arterial; finalmente la obesidad es la más grave de todas las enfermedades crónico-degenerativas, por ello es muy importante para el Instituto concientizar a la población de realizarse detecciones oportunas.

Remarcó que es esencial identificar en los pacientes con obesidad si el origen de esta patología es hereditaria-genética, algún otro padecimiento o si fue causada a raíz de los estilos de vida no saludables, para así se definir la línea del tratamiento, ya que puede deberse también a problemas previos como el hipotiroidismo (disminución de los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo y consecuentemente en tejidos), que puede condicionar a que las personas tengan peso elevado.

Comentarios

Comentarios

Acerca del autor