Conectate con nosotros

Nacional / Internacioal

FOTOGRAFÍA PARA PRINCIPIANTES: 5 CONSEJOS BÁSICOS QUE DEBES CONOCER

Publicado

en

 

En la actualidad, la fotografía es un arte que cuenta con una infinita cantidad de aficionados. Cada vez son más las personas que eligen esta actividad como una de sus favoritas y dedican horas y horas sumergidos en el mundo de los lentes y los flashes. Sin embargo, si no se obtienen los resultados esperados, puede que la experiencia con la cámara no sea del todo placentera. Es por eso que a continuación se presentan 5 consejos básicos para tomar buenas fotografías, que ayudarán especialmente a quienes se están adentrando en este oficio:

  1. Planificar

Es sumamente importante que analices la escena que deseas capturar y que imagines cómo te gustaría que salga la foto. Una vez que hayas visto en un tu mente la imagen deseada, deberás realizar los ajustes necesarios para que las condiciones de exposición te permitan conseguir el acabado perfecto. Algunas cuestiones importantes son: la profundidad de campo, la abertura del diafragma y el tiempo de exposición.

  1. Disparar en RAW

El formato RAW tiene la capacidad de recoger toda la gama de tonos que el sensor puede percibir, dándote la posibilidad de elegir los parámetros adecuados de saturación, contraste y demás ajustes luego de haber tomado la fotografía. Si no conoces este formato de archivo digital, te recomendamos que realices algunos cursos de fotografía profesional por Internet para aprender sus principios básicos y capacitarte cada vez más.

  1. Elegir la mínima sensibilidad

En la actualidad, la sensibilidad real de los sensores que utilizamos en las cámaras digitales suele coincidir con el valor ISO más bajo -el que genera menos ruido-. De acuerdo con esto, te recomendamos que dispares siempre usando el valor mínimo, a no ser que las condiciones ambientales o el movimiento del objeto a fotografiar exijan otros requerimientos.

  1. Habilitar la temperatura de color idónea

En caso de almacenar tus fotografías en formato RAW, los ajustes en balance de blancos no serán una cuestión elemental, dado que estos ficheros son independientes de la temperatura de color; de hecho, podrás realizar los arreglos pertinentes cuando preceses las fotos. No obstante, si disparas en JPEG, es fundamental que elijas la temperatura apropiada, ya que, de no hacerlo, tus tomas sufrirán de unas dominantes muy difíciles de corregir.

  1. Seleccionar la máxima calidad en JPEG

Si sacamos una fotografía en formato JPEG, la misma cámara aplicará los ajustes que hayamos hecho de temperatura, contraste o saturación a la información que procede del sensor. Luego, someterá estos datos a un algoritmo de codificación a JPEG y a un proceso de compresión con pérdida de calidad. Por este motivo, es clave que habilites la codificación JPEG de máxima calidad, a pesar de que ocupará un espacio mayor.

TECATE EL CLIMA
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook