Connect with us

VIVO POR VIVIR O POR QUE QUIERO VIVIR…

Published

on

Vida, una palabra tan fácil de pronunciar, resulta algo confuso definirme si vivo por vivir, vivo porque quiero vivir a sentirme vivo en todos los aspectos haciéndome responsable de todo lo que el hacerlo implica.

La vida misma se encarga de poner en el camino lo que necesito, a veces de una manera por demás difícil y dolorosa, pero al final siempre hay algo que aprender, existe un porque, un para que….. Tengo que estar dispuesto a dejar de cuestionar, permitirme sentir, aceptar que solo soy parte de un todo, no el todo es parte de mí.

Error-experiencia-conocimiento-aprendizaje-sabiduría, cuando logro vivir cada una de estas etapas me doy cuenta que la vida siempre me sonríe, de lo contrario me estanco precisamente dejo de vivir….  Y llega el famoso porque yo? Porque a mí?, la respuesta no se hace esperar porque yo no?, porque a mi no?, es cuando me doy cuenta que en realidad es una oportunidad para crecer, para evolucionar como ser humano, no vine a atesorar riquezas materiales, sigo aprendiendo y entendiendo que vine a aprender, no es fácil desaprender para volver a aprender, pero definitivamente vale la pena hacerlo.

V podría ser verdad-vacío-vivir

podría ser inteligencia-ideales-impotencia, idiotez-ira,

D podría ser dios-decisión-dedicado-dejado-depresión,

A podría ser amor-autenticidad-amoroso-atento

Si a todo esto le ponemos ser servicial, desinteresado, hacer algo por quien sea por el simple hecho de disfrutar el hacerlo, empezar a ser agradecido con lo que tengo, con quien soy, con mi origen, con mis raíces, es tan fácil decir si fuera por, si no fuera por, yo si tengo el derecho de equivocarme y merezco que todos me entiendan, que me comprendan, se me olvida que aquella persona (s) a quien le atribuyo todas y cada una de mis desgracias, que es un ser humano y como tal se equivoca, si logro darme cuenta que no estoy para que me comprendan sino para comprender, dejar de esperar a que me entiendan y entender, dejar de esperar a que las circunstancias se adapten a mí, sino por el contrario adaptarme a las circunstancias, darme la oportunidad de entrarle al ruedo, dejar de ser espectador, para  así poder tomar la decisión hacia dónde dirigirme….

Yo decido si vivo por vivir, o si vivo sintiéndome vivo con todo lo que ello implica.

Mauricio Palacio Sariñana
Conferencista, Teraéuta y Consultor en Adicciones

Déjanos tu comentario 👇
TECATE EL CLIMA
Advertisement
Advertisement