Conectate con nosotros

Opinión

REMEDIO PARA LOS “BERRINCHES”

Publicado

en

A cada momento veo en la televisión madres al borde de la locura quejándose de que sus hijos son agresivos, gritan, pegan y maltrata, todo surge porque el niño no acepta un “No” de su madre…al final se reduce a un niño que desde pequeño siempre se le ha dicho “SI”. Cuando tiene 2 años se dice “SI” para evitar berrinche. A los 10 años, se dice “SI” para evitar que pegue o rompa algo importante. A los 18 años, se dice “SI” para evitar que me mate…al final, padres que no saben usar la autoridad o una errónea idea de lo que significa libertad.

Desde que estés embarazada, transmite a tu hijo que la sociedad donde va a vivir, en este planeta tierra, los límites son indispensables y saludables. Que tu, como madre o padre le tendrás que negar algunos de sus deseo (golosinas, juegos, ropa de marca, caprichos…) y que por eso no pasa nada, y lo más importante: “Tu como madre, como padre, decides decir “NO”, porque ejerces tu derecho de padre, de madre, no hay más razones. Por encima de querer ser el mejor o la mejor amiga de tu hijo, está tu papel de padre o madre.

El papel de madre o padre es la capacidad de guiar, educar, amar, orientar…y todo esto incluye la capacidad de ejercer autoridad. Si tu niño crece no comprendiendo lo que es la autoridad, los límites sanos, las normas…tendrá grandes problemas para integrarse en esa sociedad que le toca vivir. OJO: Los extremos no son buenos.-

1-Ni tantas normas y autoridad que limite la libre expresión del niño.

2-Ni tanta libertad que le trae inseguridad y soledad.

La causa más profunda de todos estos conflictos está el miedo a la autoridad o mejor aún, miedo a ejercer la autoridad o poder sobre el hijo…PONER LIMITES, este miedo se enraíza en un deseo de la madre de no repetir la educación recibida, es un rechazo sutil al poder ejercido por sus padres…ahora que se es padre o madre se puede encontrar, a través del hijo, con lo que rechazan de sus padres (poder, autoridad). Quizás en un tiempo se abusó del poder y la autoridad, pero no se puede negar, son necesarios para una buena salud tanto social como psicológica. Aceptar y comprender la autoridad de los padres ayuda en ese proceso para evitar hijos violentos.

¿Por qué la autoridad, las normas, los límites son necesarios? Son necesarios porque dan seguridad y protección al niño. Las normas sirven de referencia y ayuda al niño a tener claro los criterios que en un futuro regirá su vida. Las normas sanas de los padres tienen mucha relación con las normas de la sociedad, aceptar y acatar esas normas enseña al niño a vivir en sociedad y a respetar las reglas del juego de esa sociedad.

Debes evitar este pensamiento: “hijo, yo no tuve muchas cosas pero te daré todo lo que quieras, ya que a mi no me lo dieron, yo te lo daré”. ¿Se le puede dar todo lo que quiere a un niño? Cuando este niño se encuentra con los límites de la vida, del padre, de la madre…va surgiendo un niño agresivo que sabe explotar el sentimiento de culpabilidad de la madre para conseguir lo que quiere, ¿por qué se puede sentir culpable la madre? Ha prometido a su hijo desde su vientre algo que no puede cumplir, y si lo cumple se encuentra que daña el sano desarrollo de su hijo.

Recuerdas madre, este deseo puede ir en contra tuya. No podrás darle todo lo que quiere tu hijo, además no es sano.

Los límites son condición básica para su sano desarrollo.
¿Qué ocurre cuando a un niño siempre se le ha dicho “SI” a sus deseos, aunque sea un chicle?

Se convierte en un tirano, crece creyendo que solo tiene derecho y niega el derecho de los demás, cuando se encuentra con un no, se vuelve violento…es egoísta, no sabe vivir en sociedad. ¿Quieres un hijo así?

Las consecuencias de no poner límites sanos a tu hijo lo convierte en un insatisfecho, nunca es suficiente, sus exigencias son más elevadas y cada negación que reciba reaccionará cada vez peor y con más violencia. No sabe esperar, quiere satisfacer sus deseos de inmediato… ¿quieres un hijo así?

¿Y por qué pongo el caso de un chicle? Porque es desde pequeño que se empieza a poner límites, será más fácil empezar a los 2 años que a los 10 años. Es más fácil decirle “NO” a un chicle al niño de 2 años que decirle “NO” a los 10 cuando pide un videojuego.

1. A los 2 años es un chicle.
2. A los 10 años es un videojuego.
3. A los 13/14 años será ropa de marca.
4. A los 18 será pagarle la droga…

Ninguna persona se merece estar y permanecer en relaciones abusivas. Recuerda que puedes tener relaciones independientes, sanas, humanas, generosas, y no de lucha, enfrentamiento y controlTen en cuenta que para cerrar ese ciclo enfermizo de relaciones abusivas y evitar que nuestros hijos pasen por lo mismo, nosotros tenemos que ser el modelo y el ejemplo para ellos.

Acceder a los chantajes desde los 2 años, equivale en convertirte en su esclavo con maltrato y agresividad incluida, esto se traduce en mucho sufrimiento.

ADIEL GARCIALic. Adiel O. García, licenciado en Comunicación y

Especialista en Comportamiento y Adicciones

(619) 789-3873   /  [email protected]

Déjanos tu comentario 👇
TECATE EL CLIMA
Anuncio
Anuncio