MiMundo
SAFARI PARK
Publicado el: Mie, Dic 5th, 2018

NACE LA PRIMERA BEBÉ DE UN ÚTERO TRASPLANTADO DE UNA DONANTE FALLECIDA

LAS ROCAS A5

La madre, de 32 años, recibió el órgano de una mujer de 45 que falleció de un infarto, y luego se le hizo una fertilización in vitro. Es la primera vez que un procedimiento así tiene resultados positivos tras once intentos anteriores.

Brasil.- Una mujer a la que le fue trasplantado el útero de una donante muerta dio a luz a una bebé completamente sana en un hospital de Brasil, reportó la revista revista médica The Lancet.

Se trata del primer nacimiento en que se emplea el órgano de una donante fallecida, lo cual aumenta las opciones de concebir para las mujeres con problemas de fertilidad uterina.

Anteriormente, ha habido embarazos y alumbramientos de mujeres que han usado un útero trasplantado, pero de una donante viva, quien generalmente es una familiar o amiga.

El trasplante de útero se realizó el año pasado en el Hospital das Clínicas, de la Universidad de Sao Paulo, donde tras una operación de diez horas de duración se le implantó el órgano a una paciente de 32 años, psicóloga de profesión, con infertilidad uterina a causa de un síndrome extraño.

La donante era una mujer de 45 años que tuvo tres hijos y murió de un infarto.

En la intervención quirúrgica el órgano donado se conectó a las venas, arterias, ligamentos y canales vaginales de la mujer. Tras siete meses en que la paciente no rechazó el útero y tuvo la menstruación, se le introdujeron los óvulos fecundados que dieron lugar a un embarazado común.

“Este fue el evento más importante de su vida”, dijo el doctor Dani Ejzenberg, a cargo del equipo médico, citado en la publicación científica. “Ahora viene para enseñarnos a la bebé y está muy feliz”.

Dio a luz por cesárea y los médicos aprovecharon el procedimiento también para retirarle el útero, para que la mujer ya no tuviera que tomar medicamentos y no rechazar el trasplante. La bebé nació a las 35 semanas y tres días, y pesó unos dos kilogramos y medio.

Diez intentos anteriores que usaron úteros de donantes fallecidas en República Checa, Turquía y Estados Unidos han fracasado.

En 2016, los médicos de la Clínica Cleveland trasplantaron un útero de una donante fallecida, pero falló debido a una infección.

Los científicos señalaron que los resultados de las donaciones de donantes vivos y fallecidos aún no se han comparado, y que las técnicas quirúrgicas y de inmunosupresión se optimizarán en futuros estudios.

Se tienen planeados otros dos trasplantes como parte de un estudio de los médicos brasileños. Los detalles del primer caso fueron publicados el martes en la revista médica Lancet

Comentarios

Comentarios

Acerca del autor