Conectate con nosotros

Tecate

MI FAMILIA HA SUFRIDO LAS CONSECUENCIAS DE LA VIOLENCIA POLÍTICA QUE HE VIVIDO: NEREIDA FUENTES

Publicado

en

Tecate, Baja California.- El proceso por el reconocimiento y posibilidad de ejercer los derechos político−electorales de las mujeres ha sido lento y en ciertos momentos lleno de dificultades. En México, el derecho de las mujeres a votar y ser votadas es relativamente joven, aunado a esto, y tras décadas de lucha, se han introducido criterios de paridad obligatoria en las postulaciones a diversos cargos de elección popular, sin embargo, todavía persiste un impedimento que dificulta el avance político de las mujeres en el país: la violencia política por razones de género.

De acuerdo con la CNDH, la violencia política contra las mujeres comprende todas aquellas acciones u omisiones de personas, servidoras o servidores públicos que se dirigen a una mujer por ser mujer (en razón de género), tienen un impacto diferenciado en ellas o les afectan desproporcionadamente, con el objeto o resultado de menoscabar o anular sus derechos político-electorales, incluyendo el ejercicio del cargo.

La violencia política contra las mujeres puede incluir, entre otras, violencia física, psicológica, simbólica, sexual, patrimonial, económica o feminicida. La brecha de la paridad de género y la inclusión de mujeres en cargos públicos, ha dado sus primeros pasos, y en ese sentido Tecate no fue la excepción, pues, tras XXI ayuntamientos dirigidos por hombres, la ciudadanía decidió cambiar el rumbo de la historia de la ciudad.

Nereida Fuentes González, tomó protesta como alcaldesa de Tecate el 01 de diciembre de 2016. Nueva administración, nuevos retos y nuevas batallas que sortear, la primera librada en las urnas, sin embargo, todavía con la incertidumbre de algunos, que cuestionaban el papel de una mujer dirigiendo un municipio. A pocos meses de concluir su administración, Nereida Fuentes, habló sobre lo que significó ser alcaldesa, las situaciones en las que sufrió violencia política, y las soluciones que considera pueden contribuir a mejorar las condiciones de las mujeres que asumen cargos públicos.

¨Para mí la violencia política ha sido en dos formas, la sutil, que se vive cada día cualquier mujer y particularmente las mujeres que estamos en función pública o tenemos un cargo de elección popular, todos los días pasa algo. Por ejemplo, en una mesa en una reunión de seguridad ciudadana, con entidades federales, estatales y que por ser mujer alcalde y a lo mejor de un municipio más pequeño de Baja California, tu opinión cuente hasta el último y que tengas que hacerte presente para que te escuchen.

“Existe la creencia de que las mujeres no saben de seguridad o de finanzas, que hay que explicarles, cuando posiblemente sepan más que los que están en la mesa”  precisó. En ese sentido, expresó que la aceptación dentro de algunos sectores se va ganando con el tiempo, situación que no debería suceder, pues hay algunos problemas que no pueden esperar.

Destacó que temas como abuso infantil, violencia familiar o feminicidio, en algunas ocasiones se quedan de lado, para dar prioridad a asuntos que tienen más relevancia. En cada reunión existe una agenda, misma que ella cubre con estos temas que son relevantes para la ciudadanía.

Habló también de la falta de sensibilidad de algunos funcionarios. ¨La agenda tiene que ver mucho en la masculinización de los cargos, puede haber mujeres en cargos públicos importantes, pero siguen roles muy masculinos porque así está figurado el ambiente y no quiere decir que sea malo o sea bueno, simplemente que todavía falta ser más moldeables¨.

Otro de los momentos en los que la violencia política de genero estuvo presente, tuvo lugar a inicios de 2017, cuando el gasolinazo, así como la privatización del agua, colmaron a la ciudadanía, la cual se unió en movimientos ciudadanos, que protestaron en contra de tales hechos. ¨El grupo Tecate en pie de lucha vino y yo atentamente los recibí… Siempre traté de que fueran demandas que se pudieran negociar y cumplir y llegar a un acuerdo y creo que nunca ha sido el no por el no. Me acuerdo muy bien que el vocero de ese grupo primero dijo cosas que sumamente sentí que eran una violencia de género, dijo que me debía a ellos y les debía obediencia. Yo no le debo obediencia ni a ellos ni a ningún grupo, yo le debo obediencia a lo que marca la ley, la conciencia. La segunda cosa que escuché que dijeron que mi condición de mujer la había aprovechado para llegar a los puestos públicos y yo creo que es una lucha constante. Yo he aprovechado mi condición de mujer nada más para ser una mujer que piensa, vive libremente y lucha por los demás como cualquier otro ser humano¨ expresó. Asimismo, habló de cómo la misma sociedad aún tiene ciertas resistencias a aceptar a las mujeres dentro de la esfera política. ¨Algunos grupos que están incrustados en el poder todavía les cuesta poquito que seas mujer, que gobiernes, la sociedad todavía tiene algunas resistencias en algunos nichos para la mujer y las redes sociales son sumamente violentas contra las mujeres y particularmente contra las mujeres en el poder. Los insultos que se visten para el género masculino y para el género femenino son diferentes, los insultos para el género femenino son más fuertes, incluso degeneran más a la figura… Las redes sociales han sido muy utilizadas para exacerbar y deteriorar insultos contra las mujeres. Hubo quien dijo, qué fea está la presidenta, no creo que ser bonita sea parte del requisito para ser alcaldesa. Otra cosa, también los adjetivos que usan por ejemplo por tu color tu color de piel¨ precisó.

Otro de los enfrentamientos a destacar, fue el que a finales de 2018 se suscitó con el sindicato de burócratas, cuando por primera vez en un municipio de Baja California, estalló una huelga, que, por más de un mes, detuvo los servicios básicos para la ciudadanía y generó un descontento general. ¨El inicio de la huelga fue muy largo y lleno de errores procesales, porque en el momento en que la autoridad a la que le competía el tema, te quitan la policía, la seguridad pública, el derecho a la salud, el derecho a seguridad, el resto de los ciudadanos se vieron afectado por unos pocos. Creo que ahí hubo daño a la vida de la ciudadanía, y eso demerita la imagen pública, afortunadamente trabajé durante todo ese tiempo con la ciudadanía para explicar, igual con la base sindical, que hacia donde los estaban llevando eran lugares inciertos y que podía prolongarse muchísimo tiempo de tal manera mes de enero la base sindical obligó a los dirigentes a aceptar un acuerdo¨ sostuvo.

Destaco que a durante dicha huelga, sus familiares directos sufrieron las consecuencias de la violencia política que ejercieron en su contra, debido a que el día del grito, a medida de presión el lider sindical, convocó a los trabajadores para impedir el acceso de la alcaldesa a la presidencia municipal “era fin de semana, se esperaban autoridades estatales y federales, además de que había miles de tecatenses en el lugar  y ese no era el momento para hacer acuerdos por qué para eso se estaba trabajando en las mesas de diálogo, sin embargo Serafin Ferreira dio pie a que las cosas se salieran de control y en el afán de impedir el acceso de una servidora al evento, mediante empujones y gritos, resultaron lesionados mi papá quien es adulto mayor, mi hijo y mi esposo, al tratar de resguardar mi seguridad la Policia detuvo a algunas personas” declaró.

En su andar por el camino de la política, Nereida Gonzáles, ha participado en diversos proyectos en apoyo a la paridad de género, y habilitación de políticas públicas que abonen a la reducción de la violencia de género que actualmente no debería existir.

¨La paridad no es un mal necesario, es una forma en la que nos vemos iguales es una forma en la que quienes acceden al poder, hombres y mujeres por igual, pero para lograrlo debe de haber mucha vigilancia. Dentro de cada uno de los partidos políticos del país deber de haber una supervisión sobre los organismos de capacitación para la mujer. Si queremos aumentar la participación de las mujeres en la política¨ Precisó que es necesario que los partidos políticos aumenten el porcentaje del presupuesto a temas relacionados con las mujeres, como la capacitación y creación de cuadros de trabajo en donde se puedan destacar la implementación de actividades y proyectos.

Por último, habló de lo que significa estar en un puesto público, que para muchas personas resulta admirable y para otras cuestionable. ¨Yo le debo esta oportunidad a cada uno de los votos que dijeron que sí, no se lo debo a un padrino político, no se lo debo a que mi familia tenga dinero, recursos o que sea de una familia empoderada, se lo debo al esfuerzo de mucha gente, de muchas mujeres y yo lo reconozco que también soy heredera de muchas otras mujeres que a la mejor no lograron ser presidentas municipales en Tecate, pero que hicieron su lucha como candidatas, como líderes de un partido o líderes de colonias, de organizaciones. Somos herederos de su trabajo y sobre todo también herederos de la fuerza de la voluntad de la estrategia de organizaciones que han luchado porque las mujeres tengamos estos espacios¨ concluyó.

TECATE EL CLIMA
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Facebook