Connect with us

Tecate

LO QUE HEMOS PERDIDO… 24 HORAS PARA VOLVER AL HERMOSOS PASADO

Published

on

LULU ROCHAUno de los más gratos recuerdos que tengo de mi niñez es a mi bisabuelo rodeado de todos los nietos, bisnietos, sobrinos, alumbrados con bombillas de petróleo, olía la casa a maíz tatemado en el comal de mi bisabuela, no había luz eléctrica, no teníamos baño con drenaje, no había luz en las calles, podías ver en el cielo las estrellas, la luna….y muchas veces escuchar el sonido de la lluvia en *nuestros techos de cartón* (como dice la canción, jajaja). Mi bisabuelo estuvo en la guerra de los Cristeros en su juventud y tenía tantas anécdotas para contarnos, las narraba tan bien que parecía que las estábamos viendo, nadie hablaba cuando el abuelo platicaba, le teníamos un alto respeto, pero si nos daba tiempo para que le preguntáramos sobre su vida, como había conocido a mi bisabuela.

Nos contaba que el iba en su caballo de un pueblo al otro, dentro de esa guerra y vio a una jovencita lavando en el rio, con ojos profundos y *pispiretos* y se le acerco y solo se vieron y eso basto para subirla a su caballo y llevársela y aunque pasaron muchas cosas en su vida ella siempre estuvo ahí para él. También nos platicaba como eran sus padres (no había fotos para ese tiempo), como los educaban. Luego de una buena anécdota que nos tenía con la boca abierta nos íbamos todo el *chamaquero* a jugar a las escondidas, a la *tela* y tantos juegos sanos, divertidos, donde no requeríamos de ningún objeto…..solo el deseo de disfrutarnos. Convivíamos mucho.

En mi casa de dos pisos (Aja…..el piso de la cocina y el del dormitorio, jajaja) mi mama nos enseño a jugar a la lotería, con la consigna de *Ay de aquel que se enoje si pierde, o que se peleen* y todos pasábamos excelente tiempo, juntos en armonía incluso sacábamos un viejo cancionero y nos poníamos a cantar (con mala voz, pero con mucho sentimiento, jajaja)

El mundo actual que les ha tocado vivir a mis sobrinos (ya saben, no tengo hijos) y aun cuando en casa tratamos de conservar estas costumbres, está lleno de tecnología, y pareciera una competencia para ver quien tiene mejor: juego electrónico, cibernético, todos traemos mínimo nuestro Ipod, celular, lap top y cada quien nos sumergimos en nuestro mundo haciendo que la convivencia familiar sea cada vez más fría e impersonal, ahora *Nos vemos en el facebook* (no estoy en contra de eso, yo lo disfruto mucho, jajajaja) más que vernos en persona. Siento que nos estamos perdiendo como seres humanos, las relaciones interpersonales cada vez queda solo en el recuerdo de los de mi generación y algunos que otros más jóvenes.

Este fin de semana en mi *Pueblo Mágico* hubo un percance y toda la ciudad nos quedamos sin energía eléctrica por 24 horas, es cierto que hacia un poco de frio y estaba lloviendo y aunque algunos pudieron conectarse por las Redes Sociales la gran mayoría *No nos quedo otra que buscar que hacer*…….En mi casa me dio tanto gusto ver que se repetía la historia de mi bisabuelo……pero ahora era Don Meño y Doña Cleme (mis papas) los encargados de la historia, de los cuentos, de platicar como era su vida en el campo en su natal Michoacán, de cómo se enamoraron, como era el cielo de sus amores, mi mama saco su lotería y a darle duro: El nopal, la chalupa, el soldado, el negrito, jajajaja. Mis hermanos fueron por pan para hacer tortas, todos sacamos cuanta vela y veladora teníamos y nos alumbramos con ellas, dejamos las recamaras (hasta mi Princess Suite) y nos organizamos como pudimos en la sala, juntos, casi la totalidad de mis hermanos, con sus hijos, esposas…….tuvimos que estar sentados  unos arriba de otros, los grandes cargábamos a los más chicos, no falto la tía que saco los viejos álbumes de fotos para mostrarlos, la risa de ver cómo nos vestíamos, como nos peinábamos antes, la historia de cada foto…..más tarde mis mama hizo pozole….el mundo se suspendió por 24 horas, cancelamos todas nuestras actividades (para todo se requería la energía eléctrica), parecía que nada tenía más importancia que estar cercas…volvimos a cantar (se que parecíamos el club de la chimoltrufia, jajaja)……se repitió la historia de mi niñez, pero ahora confío y Oro Al Gran Rey que la deje impregnada en la memoria y el corazón de mis sobrinos, de nuestras nuevas generaciones, que vean que nada es más importante que estar unidos, que podríamos quedarnos sin ningún servicio y aun así….estaríamos juntos!!!

 

Lulu Rocha

Facebook: Lulu Rocha

Email: [email protected]

 

 

TECATE EL CLIMA
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook




© 2020 Tecate Informativo. Derechos Reservados.