Conectate con nosotros

Tecate

LA REALIDAD Y ROSTRO DE QUIENES HABITAN LAS CALLES DE TECATE

Publicado

en

Tecate, Baja California.- En los últimos meses se ha visto un incremento de personas en situación de calle y migrantes pernoctando en el primer cuadro de la ciudad, pidiendo dinero en los cruceros más concurridos del municipio y acondicionando lugares para vivir, ya sea a la orilla del río Tecate, o en las faldas de los cerros.


Sin un dato oficial que refiera el número de personas que viven en situación de calle en el municipio, las dependencias tanto municipales como estatales, han dejado de lado el control y atención de este vulnerable sector de la población.


Uno de los lugares con mayor presencia es el río Tecate, que con una extensión de 12 kilómetros, alberga, de acuerdo con datos de sus propios habitantes, cerca de 30 personas en situación de calle, 10 de establecidos de manera fija en la zona centro desde la unidad deportiva Eufrasio Santana, hasta la plaza comercial Los Encinos.


¨Hay gente que anda limpiando vidrios, hay gente que anda limpiando carros, otros venden dulces y así… Y otros sabrá qué hacen¨ precisó Ángel, habitante del ¨arroyo¨, como comúnmente le llaman al área de los puentes del río Tecate.

Respecto al tema de la pandemia por COVID-19, es escasa, por decir nula, la información que las autoridades, al menos en el municipio, le brindan a las personas en situación de calle, pues, a decir de Ángel, son un sector vulnerable que ha sido olvidado.


¨Nadie se ha acercado, el tema del COVID, con lo poco, con la poca información que ha llegado a nosotros, vivimos con la voluntad de Dios, porque somos el sector más vulnerable, no se han acercado a darnos cubrebocas, creo que es un foco rojo donde deben de poner bastante atención¨ indicó, mientras portaba con orgullo un cubrebocas de tela color negro desgastado por el uso y sostenía entre sus manos su celular con la pantalla estrellada, el único medio entre él y la sociedad.


No obstante, mencionó, que si bien es cierto, no han recibido información precisa por parte de las autoridades del sector salud, en lo que respecta al área donde vive y las personas que están a su alrededor, sus vecinos, ninguno ha padecido esta enfermedad, que a la fecha ha causado la muerte de 206 personas en el municipio.


Respecto a la convivencia del día a día, Ángel enfatizó, que, a pesar de estar en situación de calle y compartir un pedazo del arroyo con otras personas, no todos son iguales.


¨No me gustan las reuniones, ni que se estén drogando, ni con sus escándalos, porque hay comercio arriba, a veces se le ayuda, le barro, le ayudo en las tardes, me da que 30,40 pesos, le hago mandados y por eso no me parece, por respeto a él¨


Acompañado de su perra Trukis, brava con los desconocidos que pasan por el lugar, Ángel cuenta que sale a trabajar dos días a la semana en una casa y que de ese ingreso, dependen él y sus mascotas, pues la Trukis, acaba de tener seis cachorros.


Debajo del puente que conecta el centro de Tecate con la UABC, vive otro grupo de personas. Al menos dos muertes se han presentado en las inmediaciones del arroyo, una registrada el pasado mes de julio, aparentemente por sobredosis, otra más suscitada metros adelante, detrás de la plaza Los Encinos, por la misma causa. Heroína es el consumo regular entre los habitantes del lugar.

¨Allá si hacen sus reuniones, a veces es mal visto porque no toman en cuenta que pasan las señoras, pero no puede hacer uno nada¨ dijo Ángel.


Respecto al acercamiento de las dependencias de gobierno, Ángel precisó que es una situación recíproca, pues ni el gobierno voltea a ver a este sector, ni él, en su caso particular, ha solicitado algún tipo de ayuda de las autoridades para subsistir en las calles.


¨ Yo tengo mi trabajo, no me hace falta, bueno, no es que no me haga falta, (risas), pero todavía tengo capacidad para generar lo que como. Mucha gente piensa que porque estamos en la calle somos baquetones y nomás estamos esperando a que nos caiga algo, y no toda la gente somos así, yo por mi parte trabajo, genero lo que como, lo que gasto, tengo mis bicicletas y sin hacer daños a terceros, con esfuerzo y con ayuda de la gente que me da dinero por hacerles mandados, por limpiarles. Por uno, todos somos iguales¨ expresó.


Al solicitar información en el DIF municipal sobre datos, estadísticas o por lo menos un número aproximado que pusiera en panorama los casos de situación de calle en la ciudad, trabajadores de la dependencia dijeron no contar con registros referentes a este sector. ¨Nos han tocado algunos casos, pero son mínimos¨, refirieron.
Asimismo, DIF estatal, no cuenta con una cifra exacta que aporte a la visibilidad de este tema.


Sobre las problemáticas en materia de seguridad que enfrentan en el día a día, Ángel relata los recientes robos suscitados en el Estadio Manuel Ceseña, y cómo, lo que califica como abuso por parte de los policías municipales es una constante en esa zona de la ciudad.


¨Ha habido muchos problemas de robo en ese estadio, al principio fue una redada sobre nosotros, y que no nos querían aquí, quemaron las chozas, a mí me querían quemar. Las autoridades municipales, no todos pasan por la academia, están por influencias, porque son muy groseros, prepotentes¨


A eso se suma el sinfín de ocasiones en las que los uniformados municipales, llenan las patrullas de personas, todas levantadas de la misma zona, como si se tratará de una cuota que se tiene que cumplir.


¨Me han parado y quitado el dinero, ha habido problemas y me han detenido por horas porque soy muy irreverente, porque me pongo a discutir, lógico, es mi dinero que yo me estoy ganando, haciendo mandados, por qué va a venir un municipal diciéndome que me va a llevar horas detenido, y que si no desaparecen los 200 o 300 que traigo, o sea, me está llevando a que no trabaje y me vaya a la delincuencia¨ expresa.


Respecto a los robos en el estadio Ceseña, Ángel refirió que los municipales querían culpar a todos los que estaban cerca de la zona. Cuenta que un hombre, quién no fue identificado como gente del arroyo, fue señalado como el responsable de los robos, sin embargo, no fue detenido.


¨Señalamos a una persona y no lo detuvieron, a fuerza quieren hacernos ver que nosotros somos los delincuentes, los rateros, cuando no es cierto, esas personas no pertenecen al arroyo¨ insistió.


De acuerdo con Ángel, quien tiene más de dos años viviendo en uno de los puentes del río Tecate, muchas personas de las colonias se involucran con la gente de las calles, o llegan al arroyo para esconderse y generar confusión.


¨Se camuflan con uno de la calle, y viene a traer el problema aquí, pero no pertenecen aquí, tienen casa, tienen domicilio, familia, hacen sus robos y aquí vienen, se esconden y ese es el problema que se acarrea aquí.

A veces viene gente con problemas aquí, y pues ni modo que los corran, no sabemos realmente lo que están pasando, y el problema queda aquí, y ya cuando pasa la fiebre se retiran¨ apuntó.


Respecto a los riesgos que afrontan al vivir en situación de calle, Ángel enumeró situaciones como, problemas de hambre, el invierno que se avecina y la temporada de lluvia.


¨ ¿Cómo salimos a trabajar? Y pues ahí es cuando yo veo que hay problemas, y desesperación entre nosotros, a pesar de eso, somos una comunidad, una familia, todos nos conocemos¨ enfatizó.


Sin querer nombrarse como líder, mencionó que es una de las personas que buscan cuando hay problemas, cuando requieren algún préstamo y por eso, se ha convertido en uno de los más respetados de la zona.


¨Hay gente que piensa que jamás se va a ver en una situación vulnerable como esta, yo era una persona de esas, que decía, ¿cómo pueden vivir así en la calle?, pero la vida es caprichosa. Cada quien trae un problema atrás, y hay gente que está en la calle por un problema amoroso y ya no sale de eso, y hay otros que les gusta la calle, que no les gustan las reglas, y aquí se quedan.

Déjanos tu comentario 👇
TECATE EL CLIMA
Anuncio
Anuncio