Conectate con nosotros

Opinión

ESCUCHEMOS A LA SOCIEDAD

Publicado

en

 

Por. Nancy G. Sánchez Arredondo

En fechas recientes, los medios dieron cuenta, como el Presidente de PAN en Baja California, José Luis Ovando Patrón calificaba de “PAYASADAS”, las declaraciones del Diputado Federal Manlio Fabio Beltrones, cuando mencionaba los beneficios que deberíamos buscar para los estados fronterizos, derivado del aumento de 5% del IVA, para hacer llegar más infraestructura y programas sociales en beneficio de toda su población, principalmente en aquellos que menos tienen.
Ovando Patrón, quien se proclama paladín de las causas justas y se enreda en la bandera del reclamo social por el reciente aumento del 5% del IVA, ya olvidó que fue parte del Dream Team de Legisladores federales azules 2009-2012, que aprobaron el SIAVE y el Control de Dólares en la zona fronteriza, que tanto daño han ocasionado a los comerciantes y empresarios de nuestro estado, así como el IETU que, precisamente, la actual reforma fiscal elimina.
Tratando de centrar la discusión en el fondo real de las cosas y evitando este lenguaje llanero, altanero y desafiante del líder del PAN en nuestro estado, veamos quien trata de hacer humo y enredar el discurso.
Repasemos algunas cifras:
De acuerdo al estudio Competitividad de los Estado Mexicanos 2010, elaborado por el Tecnológico de Monterrey, nuestro estado ocupaba el lugar No. 28 en Egresos por Obra Pública y Acciones Sociales destinando 419 pesos Per Cápita (pesos corrientes por persona), cuando en la media nacional se destinan 971 pesos.
En lo que se refiere al Gasto Público en Salud, nuestro estado se encontraba en el lugar No. 29 destinando el 2.3 del PIB estatal, cuando a nivel nacional en promedio se destina el 3.6 del PIB de los estados.
En lo que se refiere a Densidad de Carreteras Pavimentadas o Revestidas, ocupábamos el lugar No. 27 con 9.4 carreteras por cada 100 Km2, cuando a nivel nacional el promedio es de 22.4 carreteras por cada 100 Km2; en lo que se refiere a Infraestructura Básica, pasamos del lugar 16 en el 2007 al 24 en el 2010.
Este escenario de incompetencia gubernamental se acentúa, cuando los reportes de las auditorías a las cuentas públicas de la Auditoría Superior de la Federación, dan cuenta que el Estado de Baja California, de manera puntual y reiterativa, ha mostrado subejercicios en los recursos federales asignados; no solo en obra pública, sino en el gasto de programas sociales dirigidos a la población más necesitada, así como en materia de seguridad pública.
Tan solo en el 2011, se dejaron de ejercer en materia de seguridad pública y educación, cerca de 280 millones de pesos.
Estas cifras negativas en una entidad tan necesitada de recursos, pudieran en un principio reflejar incapacidad por quienes no supieron en su momento ejercer adecuadamente las partidas que ya tenían asignadas y aprobadas.
Sin embargo, también pudiera pensarse que hay gobiernos a los que no les interesa resolver los problemas sociales de nuestra población y sólo buscan destruir lo que con tanto esfuerzo se ha venido construyendo en favor de los más necesitados.
Es tiempo de ponernos a trabajar y dejemos de lado el lenguaje retórico y de confrontación, arrastrado de las campañas.
Dejémoslo atrás; es momento que avancemos en un frente común sociedad y gobierno, que aprovechemos todas las oportunidades y recursos disponibles para dar respuesta a las necesidades de nuestra gente.
Escuchemos a la sociedad cuando nos exige que aprendamos a construir juntos, para que transformemos la realidad ofensiva en la que viven millones de bajacalifornianos.

Déjanos tu comentario 👇
TECATE EL CLIMA
Anuncio
Anuncio