MiMundo
Publicado el: Lun, Feb 19th, 2018

HOGAR JUVENIL RANCHO SAN JUAN BOSCO

GuanajuatoA6

Tecate, Baja California. – El hogar juvenil rancho San Juan Bosco, es una asociación civil que, desde hace 36 años, tiene como objetivo brindar un hogar a menores que llegan en circunstancias de maltrato, abandono, abuso, omisión de cuidados y orfandad.

Los menores que llegan a este hogar son canalizados por las Procuradurías del DIF. ¨Se reciben menores en diversas circunstancias y nos los ponen a nosotros para salvaguardarlos y cuidarlos, se convierte básicamente en su hogar, atendemos todo lo que corresponde a su sano desarrollo, alimentación, atención escolar y todo lo que representa su formación espiritual, física, deportiva, recreativa, es parte de lo que nosotros trabajamos¨ Expresó Misael Morelos director del hogar juvenil rancho San Juan Bosco.

Asimismo, proporcionan a los menores ropa, artículos escolares, así como procurar y buscar la manera de que sean atendidos a través de instituciones del gobierno, en donde puedan brindarles atención médica, psicológica, dental y oftalmológica.

Actualmente, rancho San Juan Bosco cuenta con 32 menores, 23 niños y 9 niñas, entre los 6 y 17 años de edad, los cuales asisten a la primaria, secundaria, preparatoria y universidad. ¨La característica de nuestros menores es que en su gran mayoría la familia no los respalda, entonces, crecen aquí, llegan a su mayoría de edad y continúan apoyando, sigue siendo su hogar, siempre y cuando ellos mantengan el respeto por las reglas y se comprometan a dar un servicio de ayuda para sus compañeros, puede ser apoyo en al área escolar, servicios como preparación de alimentos o en el área de deportes¨ destacó el director.

A lo largo de estos años, este hogar juvenil ha consolidado un programa lo más familiar posible, en donde se busca que sea agradable a todas las áreas que correspondan al bienestar y desarrollo del menor.

En un día normal de actividades, los niños se levantan a las 5:00 am, el compromiso del menor es tender su cama y asearse. Después pasan a un periodo emocional el cual consiste en que durante 10 o máximo 15 minutos, se les proporciona una enseñanza útil para la vida, como responsabilidad, amistad, cumplimiento, servicio, amor al prójimo, todo aquello que les va a servir para desarrollarse, así como valores que los equiparán para su vida.

El desayuno es preparado por un chef que creció en el orfanato, a la fecha ha logrado sacar adelante su carrera y trabajar en un restaurante de la localidad,se sirve a las 6:15 de la mañana, la salida de los menores es a las 6:30 directo a sus respectivas actividades escolares. Los niños de primaria que entran a las 8:00 de la mañana se quedan jugando un rato y después son llevados a la escuela.

Posteriormente, regresan de sus actividades educativas y son recibidos con la comida lista, van a sus dormitorios, guardan sus uniformes y sus mochilas en los respectivos salones que utilizan para realizar sus tareas. Después de tomar sus alimentos, se les asignan actividades para responsabilidad y formación como el lavado de los platos, limpiar las mesas o barrer, actividades que forman el compromiso con las tareas del hogar.

Después, hay un periodo en donde se abre un espacio para la realización de tareas escolares, cuentan con voluntarios que apoyan en esta labor, además de tener con un salón de cómputo en dónde los jóvenes pueden realizar sus actividades.

Al terminar sus tareas, hay un tiempo libre de esparcimiento en donde los menores practican deportes, juegos de mesa, lectura, incluso algunos tienen la oportunidad de asistir a clases de música en CEART. A las 7:00 pm es la hora de cenar, después los jóvenes toman un baño y se alistan para dormir.

Una asociación civil requiere de recursos para su sostenimiento, atender a 32 menores resulta un gran reto a enfrentar. ¨Confiamos en que Dios provee y conoce nuestra intención, nuestro propósito y creemos que donde hay necesidad siempre va a estar el padre al pendiente de todo¨

Asimismo, el director del hogar, menciona que personas de buena voluntad se han acercado a brindarles apoyo.
¨Nuestra capacidad podría ser hasta de 60 menores, pero no podemos, tenemos las instalaciones, pero no los recursos para hacerlo, con lo que tenemos podemos llevar adelante este grupo de 32 menores, a través del tiempo han logrado venir personas que, al ver el servicio, el trabajo y la causa se unen¨

La donación en especie es la base del hogar, ya que no falta quien les regale ropa y calzado en buena condición, así como verduras, frutas, arroz, frijol.

¨Hemos logrado que, a través de instituciones públicas, nos brinden apoyo para solventar algunos gastos, ahorita ha sido muy importante el apoyo que se recibe a través de la secretaria de desarrollo social en el pago del consumo del servicio eléctrico y el gas¨

Una de las mayores necesidades a las que se enfrenta la asociación, es contar con ingresos en efectivo. De acuerdo con el director, esto serviría para convenir y concertar personal más calificado. ¨Ahorita dependemos del voluntariado, gente de buena voluntad que brinda ayuda de acuerdo a sus posibilidades, entendimiento y a nuestras recomendaciones. Sería muy importante contar con los servicios de un profesionista, como un psicólogo o un trabajador local que son muy afines a este servicio. ¨

Asimismo, afirmó que los niños requieren de este tipo de atenciones, pero al no contar con el recurso, sólo se limitan a los servicios que esporádicamente les brinda la Procuraduría.

36 años se pueden decir fácil, pero son muchas las vidas e historias que han pasado por los muros de la casa hogar, apoyar al que más lo necesita es una labor que puede cambiar una vida, en este caso 32 vidas.

¨Volteemos al cielo y digamos en qué puedo ser útil a aquellos que lo necesitan, estemos conscientes de que hay instituciones extendiendo la mano a aquellos que lo necesitan en su momento y que sientan la confianza de que estamos trabajando y hay autoridades vigilando que todo lo que hacemos lo hacemos bien¨

Si deseas apoyar al hogar juvenil rancho San Juan Bosco, puedes contactarlos en prolongación calle Cuchumá #1501, colonia Bellavista o al teléfono 654 23 13, además del correo [email protected]

Comentarios

Comentarios

Acerca del autor