Connect with us

Opinión

¿COMO ENSEÑAR A NUESTROS HIJOS A RECONOCER SENTIMIENTOS Y EMOCIONES?

Published

on

humor grafico valores y educacion (1)Muchas veces no aprendemos correctamente como identificar emociones y sentimientos que provocan actitudes y reacciones en nosotros, ya de adultos nos damos cuenta de que en la mayoría de los casos existen “señales” o “alarmas” que se encienden antes de que se desencadene la reacción o respuesta, muchas de estas alarmas pueden ser fácilmente detectables y es nuestro propio cuerpo quien se encarga de avisarnos que algo está fuera de control.

Puesto que somos adultos, la mayoría de nosotros hemos aprendido respuestas para estas situaciones a lo largo de nuestra vida que nos ha ayudado a vivir (o en alguno de los casos, a SOBREVIVIR) de un modo que podemos manejar la mayoría de las situaciones a las que nos enfrentamos, pero ¿qué de los niños?

Los niños necesitan aprender que nuestros cuerpos nos transmiten señales cuando estamos a punto de perder el autocontrol. Esas señales son signos de irritación o estrés, y las podemos llamar ‘alarmas de los sentimientos’. Como las alarmas de los bancos, todo el mundo las tiene; y sin embargo, son únicas para cada persona.

Algunas personas tienen dolor de cabeza, un estómago presa de los nervios, rigidez en el cuello o sudor en las palmas. Algunas padecen las cuatro cosas.

A otras personas se les reseca la boca, se les acelera el corazón, tienden a apretar los puños, se les enrojece el rostro o les hormiguea la cabeza.

Cuando los padres se encuentran en una situación estresante o se enfrentan a una elección difícil, pueden decidir cómo se sienten y cuáles son sus alarmas de los sentimientos. Eso lo pueden enseñar a sus hijos de una forma honesta y hasta divertida dependiendo de la edad de cada uno de ellos, por ejemplo: ‘Se acaba de activar una alarma en mi cuerpo, me envía un dolor de cabeza y ardor de estómago porque estoy disgustado y sometido al estrés. ¿Cómo les hace saber a ustedes su cuerpo cuando están disgustados?’

Los niños aportarán entonces por turno ejemplos de situaciones en que se sintieran disgustados, y de cuáles fueron sus alarmas al respecto. A esta clase de casos los llamamos ‘situaciones desencadenantes’ (en ingles “triggers”). Las alarmas de los sentimientos nos sirven de ayuda porque NOS AVISAN QUE ESTAMOS PASANDO O ENFRENTANDONOS A UNA SITUACION DIFICIL Y TENEMOS QUE ESTAR EN CONTROL DE NOSOTROS MISMOS.

Quizá los padres quieran aprovechar esta oportunidad para discutir con sus hijos qué significa utilizar el autocontrol. Pídales que les cuenten diversas ocasiones y situaciones en que tuvieran que utilizar su autocontrol. Finalmente, señale que cuando alguien les moleste, cuando se hallen en una situación difícil o envueltos en cualquier situación desencadenante, o cuando adviertan las alarmas de sus sentimientos, es muy importante tratar de mantener la calma y buscar entonces la forma de resolver el problema antes de reaccionar ante esa situación.

Lic. Adiel O. García,

Licenciado en Comunicación y Especialista en Comportamiento y Adicciones

(619) 789-3873

[email protected]

 

TECATE EL CLIMA
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook