San Diego Zoo
IEEBC
Publicado el: Mar, Sep 20th, 2016

CRREAD CUCHUMÁ, EN BUSCA DEL CAMINO HACÍA LA REHABILITACIÓN

GuanajuatoA6

La necesidad es un factor que a veces obliga al surgimiento de cosas, lugares que marcan la diferencia e invitan a la acción por la búsqueda de un cambio significativo en la vida de otros.

CRREAD CUCHUMÁ, EN BUSCA DEL CAMINO HACÍA LA REHABILITACIÓN.Por: Tanhia Barrios

El Centro de Recuperación y Rehabilitación para Enfermos de Alcoholismo y Drogadicción (CRREAD) Cuchumá, nació hace cuatro años, a raíz de la necesidad que se tiene por la falta de espacios para atender a jóvenes y adultos con alcoholismo y drogadicción. ¨Salimos de un programa que ya tiene 29 años trabajando aquí en Tecate, que es CRREAD Cerro Azul. Es un programa derivado de los 12 pasos de alcohólicos anónimos que a lo largo y ancho de estos 29 años se ido transformando, para ser un programa integral, hoy nuestro programa ya es un manual de procedimientos y contamos con asistencia psicológica, con consejeros en materia de las adicciones y eso nos permite tener resultados positivos, es un programa que nos ha permitido atender a más de 250 pacientes¨ así lo comentó Gerardo Apolinar Quezada Velázquez, director del centro CRREAD Cuchumá.

La misión y la visión de la institución resaltan propósitos firmes como proporcionar atención de calidad, con un trato humano en un ambiente agradable, para que así los pacientes logren recuperar el sentido de su vida.

Actualmente Tecate cuenta con 7 centros de rehabilitación certificados, CRREAD Cerro Azul, CRREAD La Rumorosa, CRREAD El Hongo, CRREAD Cuchumá, Casa Libertad en Cerro Azul, ARAC en el Paso del Águila y Centro Nueva Generación en La Rumorosa.

La institución ofrece varios servicios tales como, internamiento, alimentación, valoración médica, terapia grupal, terapia ocupacional, actividades religiosas, culturales y deportivas, la idea radica en mantener ocupado al paciente y así, a través de terapia, valoraciones de especialistas y actividades grupales, incentivarlo a cambiar su forma de vida. ¨Nuestros anexos son de seis meses, desde que el usuario llega se le hace una valoración médica que permite evaluar qué tipo de adicción tiene, desde que se recibe y se atiende se está en total abstinencia, no tienen contacto hacia el exterior, queremos que poco a poco se vayan integrando a la sociedad.¨ Resaltó Quezada Velázquez.

El centro cuenta con una capacidad para atender a 41 usuarios, actualmente son 37 los internos que por espacio de 6 meses están en aislamiento en busca del proceso de rehabilitación. ¨Estamos trabajando en un proyecto para que en un tiempo no muy lejano nosotros podamos tener una capacidad para 100 usuarios, vemos que lejos de disminuir el problema de las drogas, esta va en aumento.¨

Los recursos que se utilizan para mantener el centro, se obtienen principalmente de la aportación de las familias de los internos, ya que la idea es brindar un servicio de calidad, por lo cual se requiere del trabajo de especialistas como psicólogos y médicos.¨ se establece con la familia una cuota de recuperación que nos permite poder comprar , la comida, no recibimos donaciones de nadie, recibimos una aportación por parte del Gobierno del Estado mensual, que nos permite desahogarnos hasta cierto punto, el costo que a nosotros nos genera un interno diario es de 170 pesos, la cuota de recuperación que les pide por semana de es de 350 pesos, realmente es simbólica y nos permite a nosotros seguir trabajando¨ Así lo mencionó el director del centro.

La idea de estar en un centro de rehabilitación resulta abrumadora para quienes padecen algún tipo de adicción, el vivir en total aislamiento y al cuidado de extraños, genera suspicacia en la sociedad, puesto que se cuestiona sí el trato que se les brinda es el adecuado para lograr su proceso de rehabilitación.

En ese sentido al cuestionar sobre el trato hacia los internos de CRREAD, el director comentó lo siguiente. ¨Nosotros somos un centro certificado y cuando te certifican, tienes que reunir varios requisitos, entre ellos está que tienes que cubrir un reglamento interno, un manual de procedimientos, un código de ética.

Nuestro principal objetivo es tratar a los usuarios con el más alto nivel de respeto, creemos en los derechos humanos, sabemos que la enfermedad no se quita a través de los golpes, el maltrato físico ni verbal, creemos que es a través de la buena atención, del afecto y el cariño.¨

Las reglas se siguen, es un hecho y dentro del centro la idea de convivencia entre internos se basa en llevar a cabo un protocolo de tareas. La dinámica diaria consiste planear el desayuno, rutinas de limpieza, establecer la hora de las reuniones grupales y la agenda con el consejero, preparar los alimentos a la hora de la comida, reuniones con el psicólogo, la hora de recreo para ver televisión, leer y demás actividades.

Dentro de cada organización el personal es una pieza clave para lograr su óptimo funcionamiento, por lo que en CRREAD cuentan con especialistas capacitados que se encargan de ayudar a los internos con su proceso de rehabilitación. ¨Actualmente tenemos un psicólogo y un doctor, ambos están certificados y cuentan con sus constancias debidamente acreditadas, estamos por hacer un convenio con UABC para que nos fortalezca, ya que hemos visto que hay mayor necesidad de apoyo psicológico, la práctica va marcando la pauta de lo que se requiere, para poder hacer un trabajo efectivo necesitamos tener resultados positivos, el convenio servirá para que los jóvenes que cursan la carrera de psicología en su recta final y quieran prestar sus servicios, nos empiecen a fortalecer.¨ Explicó Quezada Velázquez.

El camino hacia el proceso de rehabilitación es largo, la idea de aceptar la enfermedad implica mucho valor, pero enfrentarla y querer hacer algo al respecto merece todo el respeto, ya que se necesita disposición para logar un cambio significativo a nivel personal.

Sabemos que cada cabeza es un mundo y esa disposición puede variar, por lo que la familia juega un papel fundamental en dicho proceso. ¨La gran mayoría no viene por su propia voluntad, hay una ley, la norma 028 les da las facultades a los familiares, para que los ayuden a que estén dentro de una institución donde se les brinde este tipo de servicio y atención¨

El proceso de rehabilitación es largo, arduo y en ocasiones desgastante, sin embargo entenderlo y acercarse a una institución que apoye de manera integral, hace más llevadero el camino hacia el bienestar.

¨La comunidad puede contribuir entendiendo, es importante que se den el tiempo de visitarnos, cualquier duda que tengan podemos ampliarles el panorama de las condiciones que se viven al iniciar un proceso adictivo y lo que se puede hacer, nosotros somos una institución de puertas abiertas, creo que ayudarnos es a través de transmitir que hay una institución que está comprometida profesionalmente y capacitándose constantemente para poder brindar un mejor servicio.

Necesidades tenemos siempre, pero hay que seguir de acuerdo a nuestras posibilidades y ofreciendo a nuestros usuarios lo mejor de nosotros, así que solo queda pedirles que nos visiten, que conozcan la magnitud de la enfermedad, 9 de cada 10 ciudadanos tienen directamente o indirectamente a un adicto entre su núcleo de familia o amistades, esto, lejos de ir en decadencia va en aumento y entre más gente sepa que hacer y cómo atenderlos, habrá mejores resultados¨ Expresó Gerardo Quezada, director del Centro de Recuperación y Rehabilitación para Enfermos de Alcoholismo y Drogadicción (CRREAD) Cuchumá.

Sí quieres conocer más información sobre esta institución te dejamos el contacto.

Ave. México no. 100 Col. Ampliación Colinas del Cuchuma

C.P. 21449 Tecate B.C. a orillas de la línea internacional.

Tel. (665)122-35- 30

Desde USA 011-52- 665-122- 35-30

Atención las 24 horas.

www.facebook.com/crread.cuchuma

Comentarios

Comentarios

Acerca del autor

Cespte Tener agua No tiene Precio